Nuestra conclusión

Las Solimar son unas zapatillas de Hoka completamente nuevas y diferentes, ya que están pisando la línea que separa diferentes deportes, igual que las Hoka Kawana. Nos han parecido un híbrido convincente que puede pasar fácilmente de ir a entrenar al gimnasio a una carrera de 10K por carretera, o incluso a un simple paseo por la ciudad. Están diseñadas parcialmente con materiales reciclados y, teniendo en cuenta que son unas Hoka, la verdad es que son bastante baratas, ¡y eso nos encanta!

Pros

  • Versátiles para diferentes actividades
  • Parte superior transpirable
  • Cómodo acolchado interior
  • Adherentes incluso sobre mojado
  • Pisada fluida y agradable
  • Muy estables
  • Ligeras
  • Asequibles para ser unas Hoka

Contras

  • Demasiado firmes para algunos
  • Apretadas en la parte delantera
  • Falta amortiguación para carreras largas

Veredicto de los usuarios

86
¡Buenas!
  • Top 9% más vendidas zapatillas de running

¿Quién debería comprarse las HOKA Solimar?

hoka solimar lado

Ve a por ellas si estás buscando unas zapatillas de buena calidad con las que puedas hacer un poco de todo. Al ser ligeras y estables, nos parecen perfectas para ir al gimnasio o para salir a correr un poco, siempre y cuando tus carreras sean cortas y no te importe que su pisada sea firme.

¿Quién no debería comprárselas?

Creemos que lo mejor es que pases de ellas si:

  • Te gustan las zapatillas blandas. En su lugar, cómprate las HOKA Clifton 9
  • Corres largas distancias. En ese caso, las HOKA Rincon 3 serán una opción mejor, ya que están más amortiguadas

Son un comodín para todo

Al contrario de lo que Hoka ha hecho antes, en este caso, tenemos unas zapatillas categorizadas como zapatillas de entrenamiento funcional, para correr, caminar y entrenar en el gimnasio.

hoka solimar manos

Aunque no son excepcionales en ninguna de estas áreas, nos han parecido tanto lo suficientemente buenas como para poder enfrentarse a a prácticamente todo, como unas zapatillas tipo lifestyle ideales. Es más, si no son el mejor modelo "para todo" del mercado ahora mismo, ¡están muy cerca!

Muy resistentes y muy transpirables

Tanto si estás sudando dentro del gimnasio como fuera con el calor que hace en verano, puedes contar con este par para que tus pies estén fresquitos.

Nuestra prueba de transpirabilidad verificó lo bien que nos sentimos con ellas que, aunque son de knit cómodo y denso, consiguen evacuar el aire caliente a través de la parte delantera eficazmente. Son muy diferentes de las Adidas Runfalcon en este aspecto, ¡está claro!

Con la prueba de luz ya nos quedó más claro que el agua que Hoka ha dado en el clavo. Este modelo te ofrece una transpirabilidad de primera incluso con una parte superior así de cómoda. Se trata de un diseño inteligente que permite que el aire circule libremente y mantiene los pies cómodos en el interior, haciendo que sean ideales para cualquier estación.

hoka solimar microscopio

Como se puede observar en las fotos que hicimos con el microscopio, hay un patrón alterno de punto azul grueso y punto negro más fino dispuestos en diagonal. Es fascinante examinarlo de cerca y entender por qué es tan transpirable.

hoka solimar microscopio cerrar

Pero espera, espera, porque todavía hay más. ¡Vamos a por la resistencia!

En nuestra prueba estándar Dremel, en la que aplicamos la misma fuerza abrasiva a cada zapatilla durante 4 segundos, las Solimar demostraron que son las segundas en cuanto a resistencia entre las zapatillas versátiles de entrenamiento diario.

hoka solimar dremel
Hoka Solimar vs. Hoka Kawana

Si las comparamos con las Hoka Kawana (imagen de la derecha), la diferencia es simplemente increíble. Las Kawana tienen un agujero tremendo, ¡mientras que las Solimar han aguantado mucho mejor!

El talón también ha demostrado ser muy resistente. Es evidente que estas zapatillas te durarán tanto como sea posible y que con ellas podrás hacer una gran variedad de entrenamientos.

hoka solimar talon dremel

Ceñidas, pequeñas, y cómodas

El knit de la parte delantera es elástico y el acolchado interior es muy cómodo. ¡En nuestras pruebas de uso no sufrimos ningún tipo de rozaduras!

Cuando nos las llevamos al laboratorio, nos dimos cuenta de que Hoka hizo todo lo posible para que fuesen cómodas. Es raro ver esa cantidad de acolchado en el talón para un modelo tan ligero, ¡es que son como una almohada!

Eso sí, no teníamos ninguna duda de que el ajuste sería muy estrecho. Incluso nos pareció un poco apretado, para ser sinceros.

hoka solimar toebox

Al medir su parte delantera con un calibrador, la verdad es que los restulados no nos sorprendieron.

Para entender mejor el ajuste de estas zapatillas, comparamos sus dimensiones con las de otros modelos de entrenamiento diario del mercado. Algunos son conocidos por ser miembros de oro del club de las zapatillas más estrechas.

Zapatillas Parte superior - Anchura máxima (mm) Parte superior - Dedo gordo (mm) Reducción de
Hoka Solimar 93,1 71,0 31%
Nike Pegasus 40 100,8 75,7 33%
ASICS Gel Cumulus 25 98,3 74,4 32%
Hoka Kawana 93,9 68 38%
Saucony Axon 2 96,9 67,6 43%

Pero bueno, si te quedan apretadas, no te preocupes, ¡porque están disponibles en versión ancha! Si sueles dudar entre dos tallas, puede que lo mejor sea ir a por medio número más esta vez.

Son suaves, pero las sientes bastante firmes

Como hemos dicho antes, no son las típicas HOKA. Cuando corres con ellas, las sientes bastante firmes bajo los pies. Esto se debe a que la marca no ha utilizado espuma ProFly+ como en las Mach 5, sino una mediasuela CMEVA más barata y firme.

hoka-solimar-mitad.JPG

Eso sí, aunque a la mediasuela le falta algo de retorno de energía, la sentimos bastante equilibrada y adecuada para subir un poco el ritmo.

hoka solimar dureza

Nuestro calibrador marcó 24,6 HA cuando lo pusimos contra la mediasuela, así que su amortiguación nos parece equilibrada. Aun así, sin duda es bastante más firme que la de la mayoría de las zapatillas de Hoka. Por ejemplo, es un 21 % más firme que la de las Clifton 9 y un 15 % más firme que la de las Kawana. Vamos, que a los fans de esta marca les podrían parecer unas zapatillas de moderadas a firmes.

Lo bueno es que son blandas en comparación con la media de las zapatillas de running de carretera.

También consiguen ofrecerte un equilibrio maravilloso entre flexibilidad y rigidez. Son lo suficientemente flexibles como para tus entrenamientos diarios en carreras lentas y fáciles, pero lo suficientemente rígidas para proporcionar estabilidad en los entrenamientos en el gimnasio o haciendo senderismo de forma casual. Les hemos dado un 3/5 en flexibilidad torsional y un 2/5 en flexibilidad longitudinal.

Aviso legal: tomamos una media de 4 mediciones y eliminamos los valores atípicos. Este vídeo muestra solo una de nuestras mediciones.

Además, en nuestra prueba de flexión a 90 grados, las Solimar necesitaron un 60 % menos de fuerza que la media.

hoka solimar congelador

Eso sí, a temperaturas frías... ¡son de lo peor! Pero bueno, al final tienen una espuma basada en EVA, así que tampoco es que esto nos pille totalmente por sorpresa.

Después de pasar 20 minutos en nuestro congelador, se volvieron un 75 % más rígidas y un 41,5 % más firmes. Poniéndote un ejemplo para que puedas hacerte una idea de lo mucho que esto es, las Saucony Tempus se vuelven un 23,3 % y un 14,9 % más rígidas respectivamente

Si lo tuyo son las largas distancias, mejor pasa

Las hemos probado de primera mano (y de primer pie), y creemos que proporcionan una buena protección contra impactos cuando te las pones para el gimnasio o para caminar. Pero como zapatillas de running... la verdad es que no nos parecen muy protectoras. Pensamos que la mediasuela de CMEVA no es lo suficientemente buena.

Nuestras piernas no estaban como nuevas después de correr 10K con ellas, ¡eso te lo aseguramos!

Puede ser que la altura de la suela de 24,0/30,4 mm confunda, pero tal y como explicamos en nuestra guía detallada sobre las mediasuelas, la calidad de la espuma desempeña un papel más importante en la protección de las piernas. Las Solimar no tienen esas características, lo que es totalmente razonable teniendo en cuenta su precio.

Si quieres unas zapatillas listas para el verano que te puedas poner para correr largas distancias, para salir por ahí o para entrenar en el gimnasio, seguro que te gustan las ASICS Novablast 3.

No pesan nada, y en los pies parece que todavía menos

Con respecto al peso, la verdad es que son una maravilla. Sus 232 g (8,2 oz) en una 42 de hombre nos parecen una maravilla, ¡son más de 28 gramos más ligeras que la media de los modelos para asfalto!

También son un 23 % más ligeras que sus principales competidoras en la gama Hoka, las Kawana. Esto es una locura, ¡ni nosotros estamos acostumbrados a ver diferencias de peso tan increíbles!

hoka solimar logo

Además, al correr las sientes incluso más ligeras. ¡Prometido!

Tienen un buen cierre aunque la lengüeta no tenga refuerzo

Las Solimar ofrecen un cierre cómodo y fiable en la zona del mediopié y en el talón.

hoka solimar despegue

Al ser unas zapatillas versátiles, es totalmente razonable que no tengan refuerzo en la lengüeta, aunque eso significará que para algunos corredores el cierre no será tan bueno como el de otras zapatillas.

hoka-solimar refuerzo

Y hablando de la lengüeta, es la clásica de Hoka: muy gruesa y acogedora. De hecho, al medirla vimos que tiene 7,5 mm, lo que la hace  un 29% más gruesa que la lengüeta de unas zapatillas normales.

hoka solimar lengüeta

Estables y con un poco de rocker

hoka solimar plataforma antepié

Su plataforma es bastante típica y no te ofrece una pisada específicamente preparada para el asfalto o ultra-estable. De hecho, solo es un 1 % más estrecha en el talón y un 2 % más ancha en el antepié en comparación con la media de las zapatillas de running para asfalto.

hoka solimar plataforma talón

Estamos hablando de unas Hoka, así que tiene que haber algo de rocker, ¿verdad? Aunque no es una locura, hemos comprobado que se nota, sobre todo para unas zapatillas relajadas de entrenamiento diario.

Para ser unas HOKA, el drop es diferente

El drop es la diferencia de altura entre el talón y el antepié. HOKA, hasta la fecha, siempre ha utilizado una medida de entre 4 y 5 mm para este tipo de zapatillas, pero en estas se ha alcanzado un nuevo límite, ¡6 mm!

hoka solimar suela trasera

¡Enhorabuena, Hoka! Después de que estas zapatillas pasasen por nuestro laboratorio, llegamos a la conclusión de que las Solimar tienen un drop talón-puntera de 6,4 mm. Es decir, a 0,4 mm de la cifra oficial, ¡casi, casi!

hoka solimar stack antepié

Con su de 6 mm, son más versátiles que las de 4 o 5 mm. Además, le quitan carga al tendón de Aquiles, evitando los problemas que pueden causar las zapatillas con poco drop.

Si estás pensando que 6 mm es demasiado, échale un vistazo a las Altra.

Diferentes hasta en el diseño

Nos ha gustado el diseño estilizado que hace que estas zapatillas sean distintas de muchos otros modelos de la marca, que suelen ser más grandotas o voluminosas.

hoka solimar logo

Tienen un buen agarre

Nos preocupaba el agarre, porque, a diferencia de muchos otros modelos, este tiene bastante espuma expuesta y poco caucho, pero tenemos que decir que la suela hizo bien su trabajo sobre asfalto. ¡Punto para Hoka!

hoka solimar suela

Nos pareció lo suficientemente bueno incluso sobre mojado incluso teniendo un caucho más duro que la media.

hoka solimar dureza caucho
Aviso legal: Hacemos una media de cuatro mediciones y eliminamos los valores atípicos. Esta imagen muestra solo una de ellas.

Sin embargo, la espuma expuesta no minimizó nuestras preocupaciones sobre la resistencia de estas zapatillas.

hoka solimar caucho

No es solo la cantidad de espuma en contacto con el suelo lo que nos preocupa. En un esfuerzo por minimizar el peso, Hoka optó por una capa de caucho excepcionalmente fina, de 2,6 mm. Se trata de una de las suelas exteriores más finas que hemos medido en nuestro laboratorio, y muy probablemente haga que este modelo sea menos resistente.

Nada de dejarse los ahorros

hoka solimar en los pies

Por 125 euros, las Solimar son más bien baratas si tenemos en cuenta que son unas zapatillas de running de Hoka, cuyo precio suele rondar entre los 140 y los 200 euros.