La mayoría de los talentos del Mundial han nacido en Francia (análisis de datos)

Publicado el 03 noviembre, 2023 por Darko Dukic

Nos propusimos encontrar la ciudad con más esencia futbolística y parece que la hemos encontrado, sin embargo, también nos hemos topado con algunos resultados intrigantes a escala nacional. En las últimas dos décadas, Francia ha brindado al mundo del fútbol más talento en la Copa del Mundo que cualquier otro país. Y eso sin contar el triunfo de 1998 en su propia casa.

Número de jugadores por país en la Copa deel Mundo

52 jugadores de la Copa Mundial de la FIFA 2018 nacieron en Francia

Esta expansión francesa se remonta a la Isla de Francia o Île-de-France, la región administrativa para el área metropolitana de París. A menudo se le conoce como "la ciudad del amor" o "la ciudad de las luces", pero ahora también se le puede llamar oficialmente "París, la ciudad de futbolistas increíblemente buenos". Al igual que el estado-nación al que pertenece la capital, París ha aportado más futbolistas a los Mundiales que cualquier otra ciudad del mundo.

Nuestro conjunto de datos consta de 23 jugadores y un entrenador de 32 naciones competidoras en cinco Copas del Mundo desde el cambio de milenio. Eso es un total de 3,840 participantes. Hemos vuelto a hacer el recuento de los lugares de origen de los jugadores y entrenadores, porque cada uno de ellos tenía que ganarse su sitio en la lista final para el Mundial. Y estos son los resultados:

Paises de procedencia de los futbolistas y entrenadores

Francia ha acumulado algunas estadísticas realmente impresionantes en comparación con sus homólogos de la Copa del Mundo. Por ejemplo, este año en Rusia, 52 jugadores pueden afirmar haber nacido en territorio francés.

Esto es más que dos equipos completos, o, a falta de solo tres jugadores para formar cinco alineaciones iniciales. Vale la pena repetirlo: la mayoría de las asociaciones de fútbol nacionales luchan para reunir un equipo lo suficientemente bueno para llevarlos a la Copa del Mundo, sin embargo, Francia tiene casi cinco.

Sorprendentemente, han logrado aumentar la apuesta con cada edición posterior desde Japón y Corea en 2002. Las apariciones en las Copas del Mundo de los jugadores nacidos en Francia aumentaron en un 67.7%. En ese tiempo, han acumulado 216 nombres en las listas de la plantilla. Eso son 68 jugadores más que la siguiente nación más representada, Brasil, los 'notorios' exportadores de futbolistas.

Los vecinos de Francia, España, están en sexto lugar en esta lista con 117 estrellas de la Copa del Mundo nacidas dentro de sus fronteras. Al este de la frontera, Italia se mete en la lista de los diez primeros con 98. Eso es menos del doble de la cuota francesa. El dominio aquí es más impresionante cuando se restan los 12 jugadores que representaron a Les Bleus en las últimas cinco Copas del Mundo y que nacieron fuera de su territorio.

Sin embargo, este auge general de Francia puede atribuirse a París y sus suburbios, que más que duplicaron sus números en el mismo período de tiempo. Su aumento en la provisión de jugadores para la Copa del Mundo ha aumentado en un 114.3%.

En Rusia

París aporta más jugadores a la World Cup que ninguna otra ciudad

Al brindarnos 60 talentos en el escenario más grande, París es la clara respuesta a nuestra pregunta de investigación inicial. Para poner eso en perspectiva, es un promedio de un entrenador y un equipo titular, todos de la misma ciudad, para las últimas cinco Copas del Mundo.

Sé lo que estás pensando, "¿cómo es esto posible? Seguramente Buenos Aires o Sao Paulo proporcionan el mayor talento futbolístico al mundo". Pues bien, Sao Paulo* ni siquiera está en la lista de los seis primeros, con unos escasos 27 representantes, mientras que Buenos Aires da buena cuenta de sí misma aquí con 50.

Junto con Brasil, ninguna de las otras potencias futbolísticas como España, Alemania y los Países Bajos tiene una ciudad representativa en nuestra lista de los seis primeros. Todas parecen tener una reserva de talento esparcida por toda la nación, una colección de peces grandes en estanques de varios tamaños en comparación con el cardumen de tiburones en la Piscine Molitor. de París.

*Sao Paulo incluyendo la región ABC. Lee a continuación para obtener más detalles.

Jugadores de cada ciudad

Sin embargo, esto no siempre fue el caso para Francia y París. Como muestra el gráfico a continuación, ha habido un aumento constante en la cantidad en las últimas dos décadas. Esto sugiere que en las anteriores plantillas francesas para la Copa del Mundo, los talentos estaban más distribuidos en otras partes de la nación.

Cuando se ajusta a la proporción de población ciudad / país, en la Copa del Mundo 2002 había una subrepresentación de parisinos en el equipo nacional francés del 6%, pero para 2018 habían acumulado una sobrrepresentación de alrededor del 10%. Dentro del equipo francés de 23 jugadores (más uno), hay un aumento de parisinos en un 133%.

Parisinos en total

Mención honorífica para Abidjan, Montevideo y Sídney, cuyas naciones representativas lograron participar en tres, cuatro y cuatro de los cinco Mundiales respectivamente. Sin embargo, si esas ciudades hubieran proporcionado jugadores lo suficientemente buenos como para asistir a los Mundiales que se perdieron, entonces podríamos haber estado escribiendo sobre sus ciudades. Tal como está, lo mejor que pueden obtener es un párrafo compartido en un artículo sobre la ciudad con más talento en la Copa del Mundo.

Los números ciertamente favorecen a los parisinos aquí, pero tienen una ventaja peculiar sobre algunos de los pesos pesados mencionados anteriormente, que discutiremos más adelante en el artículo. Sin embargo, tampoco se trata solo de números añadidos. En Rusia, el talento disponible en una hipotética alineación totalmente parisina es abrumador, por decir lo menos.

Equipo 100% de Paris

Talento parisino en Rusia por valor de 482,5 millones de euros

La unión hace la fuerza, pero el fútbol es (afortunadamente) un negocio, por lo que es lógico preguntarse si estos parisinos valen algo. Como casi todo en París, no son baratos.

De las seis ciudades con más jugadores de la lista, Abiyán no entra en nuestro análisis monetario, ya que Costa de Marfil se perdió el Mundial. Sin embargo, una notable excepción es Río de Janeiro, que aportará 221 millones de euros al mundial de Rusia.

Sin embargo, si combinamos el valor total de Río de Janeiro con el valor total de São Paulo* (211 millones de euros), los chicos de la samba siguen estando por debajo de los encumbrados parisinos en 50,5 millones de euros, o lo que es lo mismo, el valor neto de toda la selección australiana, con el cambio sobrante para una propina.

Valor parisino en el Mundial

El gráfico anterior puede compararse con el Burj Khalifa y el skyline de Dubai en más de un sentido. Los parisinos tienen en Rusia un patrimonio neto total de 482,5 millones de euros. No es tan difícil entender por qué el grupo Oryx Qatar Sports Investment ha invertido tanto en el París Saint Germain desde su adquisición del club en 2011.

Hace apenas dos temporadas, Paul Pogba pulverizó el récord mundial de traspasos cuando se reincorporó al Manchester United por la friolera de 110 millones de euros. Ahora, el centrocampista ni siquiera es el jugador más caro llegado de París.

Ese honor corresponde al adolescente Kylian Mbappé, que está a punto de completar un traspaso de 180 millones de euros al club de su ciudad natal, el París Saint Germain. Los dos cracks juntos valen más que todos los bonaerenses en Rusia.

Valor individual parisino en el Mundial

De los cuatro parisinos con más caña en el Mundial 2018 de la tabla de arriba, Kylian Mbappé y Benjamin Mendy todavía se consideran jóvenes, con 19 y 23 años respectivamente. Esto significa que las valoraciones actuales de la joven pareja van a aumentar. Mientras que Paul Pogba, de 25 años, y N'Golo Kante, de 27, están en la cúspide de entrar en la mejor edad para los centrocampistas centrales, ellos también pueden esperar que su precio se dispare, especialmente si Francia tiene una buena Copa del Mundo.

A modo de comparación, Sergio Agüero (80 millones de euros) y Nicolás Otamendi (35 millones de euros) son los bonaerenses más caros. Sin embargo, los jugadores del Manchester City tienen 29 y 30 años respectivamente. Sus valoraciones han tocado techo y es de esperar que desciendan en los próximos años.

Como prueba adicional de la riqueza que puede aportar París, si es que es necesario, a continuación se muestra un gráfico que compara a la pareja de argentinos con los parisinos que no han participado en la Copa Mundial de este año. Obsérvese que la media de edad de estos desafortunados parisinos sólo ronda los 23 años. Dice mucho de la amplitud del mercado cuando puedes permitirte dejar fuera de la convocatoria final para el Mundial a un joven valorado en 75 millones de euros.

Buenos Aires vs Parisinos

Reglas de juego

La tarea más difícil de esta investigación fue definir los límites de una ciudad determinada. Algunas megaciudades modernas han crecido hasta tal punto que han absorbido todo lo que había a su alrededor (incluidas otras ciudades perfectamente útiles por méritos propios) creando grandes aglomeraciones urbanas.

Por ejemplo, Incheon, una histórica ciudad portuaria de Corea del Sur, tiene tres millones de habitantes, pero su población se suma a la de la región metropolitana de Seúl, una aglomeración de 25 millones.

Sin embargo, si este estudio se hubiera centrado suela en averiguar dónde nacieron los futbolistas surcoreanos, podríamos haber utilizado parámetros específicos de Corea del Sur, como áreas administrativas o estadísticas. Resulta mucho más complicado comparar ciudades internacionales, ya que cada país tiene métodos distintos para designar los límites de las ciudades y las extensiones urbanas.

Nuestro criterio de ciudad es que debe tener un centro económico y cultural importante con una zona (sub)urbana circundante que dependa de la economía de dicho centro. El límite está donde la zona (sub)urbana se encuentra con la zona rural.

En el caso del Área Capital de Seúl (donde Incheon y Suwon contribuyen a la quinta mayor población metropolitana del mundo), consideramos esta conurbación como múltiples ciudades separadas y recurrimos a las divisiones administrativas del país para distinguir sus fronteras.

Los mismos principios se aplican a San José, Alajuela y Cartago en Costa Rica; del mismo modo, a Santo André, Sao Bernardo do Campo y Sao Caetano do Sul, comúnmente conocida como la región ABC de Sao Paulo, Brasil. Todas estas ciudades son en gran medida interdependientes entre sí a pesar de estar unidas por una continua expansión urbana.

A continuación se muestra un mapa de calor de todos los lugares de nacimiento de nuestro conjunto de datos.

París gana en diversidad

Para preservar la integridad de la competición internacional, la FIFA endureció las reglas sobre nacionalidad y representación en 2004. Esta decisión se produjo en medio de una creciente tendencia de las llamadas naciones futbolísticas "menores" de naturalizar jugadores de una cantera de talentos más grande, generalmente de Brasil, para que jueguen en sus selecciones nacionales.

Por ejemplo, Qatar ofreció la ciudadanía a tres brasileños en una semana sin que hubieran vivido o jugado al fútbol en el país, mientras que Togo logró nacionalizar a cinco brasileños para su selección.

Para prevenir esto, la FIFA estableció que cualquier jugador que desee representar a una "nueva" nación debe tener una "conexión clara" con ella. Según la FIFA, una "conexión clara" significa que un jugador debe tener al menos un padre o abuelo nacido en el país que ha elegido representar.

La diversidad de Francia, y en particular de París, contribuye a la variedad de selecciones nacionales que sus ciudadanos pueden representar. Además de los muchos migrantes europeos que residen en París, la historia colonial de Francia también significa que una gran proporción de inmigrantes africanos y caribeños se sienten parisinos.

Parisinos por ciudad

Los famosos ciudadanos franceses Claude Makélélé y Lilian Thuram emigraron con sus familias a París desde Zaire (actual República Democrática del Congo) y Guadalupe, respectivamente. Ellos pertenecen a la minoría de futbolistas que han tomado el camino opuesto.

Aunque Lilian Thuram técnicamente nació como ciudadano francés, Guadalupe todavía tiene su propia selección nacional de fútbol que compite en las competiciones de la CONCACAF.

Por ley, el censo francés INSEE no recoge datos sobre religión o etnia, por lo que es difícil estimar el alcance de la diversidad en la región de Île-de-France, pero aproximadamente el 20% de sus habitantes nacieron en el extranjero.

Se podría concluir que un porcentaje aún mayor tiene al menos un padre o abuelo que formó parte de las grandes oleadas de inmigrantes que llegaron a París desde la Segunda Guerra Mundial.

La ventaja que tiene París sobre Buenos Aires, su competidor más cercano en nuestro estudio, es que la gran mayoría de futbolistas profesionales pueden sentir que su mejor oportunidad de jugar en una selección nacional sería con otro país. El siguiente gráfico muestra la diferencia significativa en valor entre los representantes de Francia y otras selecciones de fútbol.

Valor de los parisinos en millones

El senegalés Moussa Sow puede que no haya tenido muchas oportunidades de jugar para la selección nacional absoluta de Francia, en cambio, ha jugado 50 partidos internacionales en tres Copas de África y está listo para jugar su primer Mundial.

En cuanto a los ciudadanos de Buenos Aires, en su mayoría de origen europeo especialmente de Italia, España o Alemania. Sin faltarle al respeto a las naciones futbolísticas africanas, es más difícil jugar en las selecciones nacionales del tridente europeo.

Asimismo, estas oleadas migratorias ocurrieron principalmente a fines del siglo XIX y hasta la Primera Guerra Mundial. Es poco probable que la generación actual de futbolistas tenga un fuerte sentimiento de nacionalismo hacia los países lejanos de sus abuelos. Lo mismo podría decirse de Montevideo.

Ahora, como es habitual en este tipo de análisis, hay que concluir con la respuesta a la pregunta definitiva. ¿Será Francia victoriosa en Rusia 2018, teniendo tanto talento en sus filas? Teóricamente, sin duda debería serlo, sin embargo, el fútbol se juega en el campo. Al menos siempre tendrán este artículo para presumir.

Sobre el autor

Darko Dukic está fascinado por los aspectos sociológicos buenos, malos y no tan malos del fútbol. Anteriormente, enseñó Sociology of Sport en la Victoria University de Melbourne y también se dedicó a jugar y entrenar fútbol. No dudes en comunicarte con él para compartir tus reflexiones futbolísticas en darko@runrepeat.com.

Acerca de RunRepeat

RunRepeat es un equipo de frikis del calzado que compran las zapatillas por su cuenta, las prueban con el uso y las prueban en el laboratorio. De esta forma, todos los análisis de las zapatillas son imparciales. Utilizamos durómetros, calibradores, una fresa, una máquina de humo, un medidor de fuerza, una sierra de cinta y otros instrumentos para obtener más de 20 parámetros de datos de cada zapatilla. De este modo, podemos puntuar la transpirabilidad, flexibilidad, suavidad y durabilidad de la zapatilla. Para saber más sobre nuestras pruebas de laboratorio, consulta nuestra página de Metodología.

Autor/a
Darko Dukic